Aquí dispones de un servicio de masaje que te ayudará a superar estas situaciones cotidianas y que, acumuladas pueden dar lugar a problemas o patologías mayores.

Pero no tienes que encontrarte mal o tener alguna lesión para recibir un masaje, pues su acción previene o disminuye esas tensiones musculares que se van acumulando en el cueloo, hombros, espalda, piernas, etc…

Y si estás preparando alguna carrera popular, salida en bicicleta, marcha de montaña, torneo de pádel u otra competición más ambiciosa, en el masaje puedes encontrar tu puesta a punto óptima.

Te proponemos diferentes tipos de masaje para que adaptes a tus necesidades:

-Relajante, : Descarga la tensión acumulada aplicando, de forma lenta, una presión firme y progresiva en las zonas de mayor tensión de tu cuerpo.

-Terapéutico, : para ayudar a mejorar dolencias articulares, de espalda… aplicando un masaje en zonas específicas.

-Deportivo, : para tu deporte, mejorarás el tono, la flexibilidad y rendimiento de los músculos y articulaciones de los grupos comprometidos en el entrenamiento y/o la competición.