El programa educativo ha sido desarrollado por pedagogos expertos en aprendizaje de inglés. Se crean situaciones reales de comunicación que facilitan el aprendizaje.
Los educadores son angloparlantes nativos y hay un profesor para uno, dos o tres alumnos. Facilitan una correcta pronunciación y que tengan más oportunidades de comunicarse en inglés.
Se ha diseñado un programa para niños a través del juego. Hay un sistema de incentivos diseñado para que el alumno no pierda la motivación durante las sesiones. En jóvenes y adultos se basa en la percepción del alumno de su mejora.
Todas la personas tiene diferentes tipos de aprendizaje (auditiva, visual o kinestésica) y aprenden de forma diferente.
En la primera clase, a través de nuestro software informático, identificamos el nivel y la mejor forma de aprender del alumno para adaptarle el programa.